technology, information, innovation
manejo-de-tiempo
Startups

5 tips para manejar tu agenda y ser más productivo.

¿Cuántas veces te has dado de golpes en la cabeza al empezar tu mañana, sabiendo que tienes miles de cosas por hacer y que no sabes ni por dónde empezar?

Hay muchas maneras de no hacer lo que tenemos que hacer. Es muy fácil encontrar excusas.

La maldición del multitasking.

Un mal hábito que suele ser común en los profesionistas, es empezar aleatoriamente por cualquiera de las actividades del día a día, como si se tratara de un juego de azar y luego pasar a la siguiente sin terminarla. 

El tan llevado y traído multitasking o multitarea, que en algún tiempo fue considerado por muchos un hábito que promueve la productividad, en realidad no es más que la habilidad de procrastinar en diferentes cosas al mismo tiempo.

Para solucionar este problema de muchos, hemos logrado definir algunos tips que sin duda podrán ayudar a que seas el amo del manejo del tiempo, al punto de que jamás te perderás tu serie favorita. 


1. Utiliza más a menudo la palabra NO y prioriza tus juntas.  

Hay que aprender a priorizar las reuniones. Saber cuándo decir NO hará la diferencia entre tener una agenda ágil o tener la agenda de Bill Gates.

Muchas veces, las juntas o comidas de trabajo no te llevan a resolver cosas importantes y sin duda te quitan tiempo para hacer esas tareas trascendentales que de igual manera tendrás que realizar.

Es importante definir tiempos específicos para tus juntas de trabajo. No hay manera en la que una reunión deba extenderse a más de 40 minutos y las llamadas no más de 15.

La mejor recomendación es llegar con temas y tareas específicas cada vez que te juntes con tu equipo y realizar una minuta en donde se enumeren las tareas o compromisos a realizar.


2. Desconéctate un rato.

Si eres de los que te distraes mucho utilizando redes sociales como Facebook o Twitter, te recomendamos borrar las aplicaciones de tu smartphone o desactivar las notificaciones para acceder sólo cuando tu quieres y no cada vez que alguien te etiqueta en el último vídeo de gatos o de tu equipo favorito de futbol.

Es muy importante definir horarios de atención para tu correo electrónico. No tienes porque estar pegado a tu bandeja de entrada, esto quita mucho tiempo y la mayoría de las veces se trata de cosas que pueden esperar. De igual manera, si alguien quiere tratar un tema urgente contigo y no le respondes, terminará por marcar a tu móvil o a tu oficina.


3. Bloques de trabajo.

Utiliza tu calendario de la mejor manera posible. Escribe actividades a realizar en un espacio definido de tiempo. Es bueno crear una rutina en tus actividades que puedas cumplir día con día. De esta manera sabrás las actividades que puedes realizar en un menor tiempo y qué días podrás salir más temprano.


4. Aprende a delegar.

Olvídate del clásico: “Si quiero que salga bien, lo tengo que hacer yo mismo.”

Hay que aprender a delegar. Todos los días terminamos haciendo tareas que no nos corresponden o que simplemente no somos los mejores para hacer. Es importante hablar bien con tus colegas o tu equipo de trabajo para dividir correctamente las actividades y que no termines haciendo más de lo que puedes realizar.


5. Respeta tus tiempos.

De nada sirve seguir estos consejos si no respetas tu tiempo. Si apartas media hora para una junta, esta tiene que durar media hora. Sé puntual, empieza las juntas a tiempo. Respeta tu tiempo y también el de los demás.

Te invitamos a seguir estos pequeños consejos para administrar mejor tu tiempo. Con estos pequeños tips serás más productivo, sentirás menos estrés y por lo tanto ¡Más feliz!

Por. Horeb Glez - Redactor y Creativo